Cartas a mi madre

Es muy tarde! Si hasta me parece oír tu voz desde los 14.000 kilómetros que nos separan.

Despierta!

No te enfades, intento disminuir el retraso en vuelo:
decido no ducha y ponerme las ropas de ayer.

Y ya voy, más o menos, on time respecto a ese bio-paradigma quemante de la productividad que me has instalado con amor, qué bien sabes tú qué bien lo sé yo, nos deja un código de barras en el muslo…

¡Recuperar el tiempo durante el vuelo a todo motor!

Apresúrate!

Y tienes toda la razón afectuosa del mundo,
soy un mal piloto de mi nave-cuerpo que vuela frágil sobre las turbulencias del tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s