Poemas sin n(h)ombre

nací en una línea que llaman frontera
en una ciudad construida con la premura del miedo

escuchamos como cantan al otro lado del río,
como se aman refregando su carne morena entre la maleza, en los coches olvidados en filas infinitas, en las oficinas convertidas en cárceles, en las escuelas abandonadas por las niñas

mañana iremos a matarles
subiremos sendero arriba siguiendo su holladura

en la respiración pueden caer las escamas, la angustia se puede exhalar
como el ungüento fértil cae sobre la oscuridad

puede ser expelida hasta diluirse en la sangre de otra,
en la densidad que se carcome los relojes, que se carcome los muertos y sus recuerdos áridos

y allí queda dormida
como arena en la diáspora
hueso sin sangre
chasis abandonado
fierros rotos
mendigo bajo el puente
detrito dormido que podría ser un nido para los pájaros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s