Cartas a mi madre XXXI

tengo hambre, mamá,
mi cuerpo somatiza la soledad en hambre que se degrada en poesía / que se diluye en poemas / en palabras que nadie debe oír

crees que se alimentan del hambre?
crees en la belleza de mi dolor?

mi poesía es un gusano que se come mi carne

no puedo vivir sin el relato que armaste en mí /
has narrado esa historia para protegerme? / me enviabas a oír los juglares para tatuarme con sus palabras imperiales?

la historia en que vivo tiene tu voz umbilical / allí germinan los borbotones de amor risa ternura enfado silencio odio / mis hambres que dejaron un sabor olvidado a leche que humedecía la vida emanada desde tu centro para que viviese y que me arrebataba la aridez de la muerte en que habitaba antes de (na)ser

primo hogar/ caliente casa palpitante, primera narradora del mundo: / yo leí el mundo en tu sangre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s